Realizan Protesta Frente a Edificio de DCFS Luego de la Muerte del Niño de 4 Años, Noah Cuatro

Foto / Alejandro JSM Chavez

No fue la primera vez que los manifestantes caminaron en círculo frente al Edificio del Departamento de Niños y Servicios Familiares en Los Angeles. Tampoco fue la primera vez que una abuela afligida preguntó: “¿Por qué” DCFS no removió a su nieto de su casa insegura a pesar de que hubo denuncias de abuso?

Hay mar de lágrimas y arrepentimiento que es demasiado tarde y otra investigación en curso porque de nuevo, otro niño pequeño, Noah Cuatro, sospechoso de haber sido abusado, está muerto.

En medio de los manifestantes que coreaban: “Justicia para Noé”, Eva Hernández, la bisabuela de Noé, con gafas de sol y visiblemente molesta, no puede sacudir el recuerdo de Noé rogando quedarse con ella. “Me agarró la pierna y me preguntó: ‘¿por qué tengo que regresar allá?’”.

Noah tenía un historial con DCFS y cuando era un niño pequeño pasó tiempo en hogares de crianza.

También por un tiempo, bajo orden judicial, Noé vivió con su bisabuela, pero fue devuelto a sus padres. Hace dos meses, en Mayo, había una orden judicial para sacarlo de la custodia de sus padres, pero esa orden no se llevó a cabo. Un trabajador social había presentado una solicitud citando evidencia de abuso. Hubo acusaciones de que Noé había sido sodomizado.

“Ojalá lo hubieran escuchado”, dijo la mujer. “Dijo, por favor, no hagas esto, no me envíes de vuelta”. 

El 5 de Julio, alrededor de las 4:00 p.m., los padres reportaron un  ahogamiento en su piscina de Palmdale, pero cuando se hizo una investigación, las lesiones del menor más tarde levantaron sospechas sobre cómo murió.

Noah fue llevado primero al Centro Médico Regional de Palmdale y luego al Children's Hospital Los Angeles, donde fue declarado muerto al día siguiente, el 6 de Julio.

La muerte de Noé se produce después de la muerte de otros dos chicos del Valle del Antílope, Anthony Avalos, de 10 años, de Lancaster en Junio de 2018 y Gabriel Fernández, de 8 años, de Palmdale en Mayo de 2013, que se determinó murieron en medio de graves casos de abusos que plantearon preguntas sobre la eficacia del personal y las políticas del DFCS. Cuatro trabajadores sociales del DCFS aún están a la espera de juicio.

Emily Carranza, prima de Gabriel Fernández y residente de Sylmar, está afligda por el mismo escenario trágico que parece haber ocurrido de nuevo.

“Cuando miro la foto del pequeño Noah, un niño que perdió la vida demasiado pronto, me recuerda a mi primo Gabriel y al pequeño Anthony Avalos, y los tres habían estado bajo la protección de DCFS. La palabra clave: ‘protección’, sin embargo, ninguno de estos chicos fue protegido de sus abusadores. DCFS, una vez más le falló a un niño inocente”.

El Sheriff Alex Villanueva informó la semana pasada que Noah vivía con sus padres y tres hermanos y esos hermanos fueron retirados de la custodia de sus padres después de que se publicara la noticia de la muerte del menor. No reveló las denuncias anteriores de abuso a DCFS y sólo dijo que se está llevando a la investigación.

En la protesta del lunes 15 de Julio, el abogado Brian Claypool cuestionó por qué DCFS no actuó en base a la orden judicial para remover a Noah y exigió saber por qué los padres de Noah no han sido arrestados.

“Han pasado dos semanas desde que murió, cuando salga el informe del médico forense, se mostrará que no había una gota de agua en sus pulmones”, dijo Claypool. Según el abogado, un detective le dijo a Hernández que no había agua en los pulmones de Noé y que estaba magullado. “Quien no actuó en el DCFS debe ser procesado”, dijo. 

Mientras los manifestantes estaban frente al edificio del DCFS, los miembros de la Junta de Supervisores del Condado que supervisan dicho departamento se reunieron en el centro de la ciudad y también cuestionaron cómo esto pudo haber sucedido de nuevo.

La supervisora Kathryn Barger hizo referencia a una auditoría estatal, publicada en Mayo, que encontró que los niños a veces se quedan en situaciones inseguras y abusivas durante meses porque los trabajadores sociales no completan de manera consistente y rápida las investigaciones de abuso y negligencia.

“El tiempo para las reuniones de estudio y grupos de trabajo ya pasó, y se necesita una acción rápida”, dijo Barger, pidiendo la contratación de más trabajadores sociales para reducir el número de casos asignados a los empleados.

También se centró en la finalización de un sistema por Internet para rastrear la implementación de una serie de mejoras recomendadas al Departamento de Niños y Servicios Familiares del condado. 

En una respuesta preliminar a los auditores estatales,DCFS prometió implementar ese sistema de seguimiento para Septiembre y Barger dijo que esperaba que el departamento cumpla con eso.

“Ahora estoy más allá del dolor, estoy enojada”', dijo Barger a los gerentes.

La Supervisora Janice Hahn insinuó algunos errores cometidos: “No lo sacamos de esa casa a tiempo y deberíamos haberlo hecho'”, dijo Hahn.

City News Service contribuyó con este informe.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.