Mission Opera Canta en el Noreste del  Valle de San Fernando 

Cantantes ofrecen un aria durante la producción de la ópera “Cosi fan Tutte” de Mozart en el debut de las presentaciones organizadas por Mission Opera.

La escena artística en el noreste del Valle de San Fernando tomó un crescendo este fin de semana pasado cuando Mission Opera debutó su primera producción, “Cosi fan tutte” del afamado compositor Mozart.

La presentación en un pequeño teatro dentro del edificio de Centro de Artes Creativas de Los Angeles Mission College mostró talento local, incorporando cantantes de ópera profesionales y semiprofesionales con el coro del Colegio y estudiantes ayudando en la producción. Tres elencos de cantantes actuaron durante las diferentes actuaciones el fin de semana pasado. Pero cada noche sólo seis se presentaron.

Mission Opera es la creación del Dr. Joshua Wentz, profesor de música en el Mission College, que ha pasado nueve años como cantante de ópera profesional haciendo diferentes óperas en todo el mundo y alrededor de Los Ángeles. La idea es traer entretenimiento de alta calidad a los valles de San Fernando y Santa Clarita.

“Llevar ópera a lugares que no tienen muchas cosas de artes fines, como lo es Sylmar y el noreste del Valle. Y también estamos en el Valle de Santa Clarita porque es una población con pocas artes”, dijo el Dr. Wentz.

Es además una forma de enseñanza para sus estudiantes.

“También están aprendiendo a cantar el estilo clásico, cómo utilizar sus voces para proyectar, pero también cómo se hace la ópera, cómo se unen todos los elementos del teatro que hacen un gran espectáculo”, agregó.

Al mismo tiempo se trata de revitalizar la ópera, una “forma de arte que está muriendo”.

“Dar nueva vida y llevarla a un nuevo público de personas que de otra manera no tenían acceso a ella”, dijo.

“Estamos tratando de levantar la ópera antes de que muera”, agregó, señalando que parte del esfuerzo es cambiar su imagen de arte “viejo y altanero” para darle un toque más moderno y accesible.

“Esto se supone que es entretenimiento masivo”, agregó el director de escena, Carson Gilmore, quien observó que las actuaciones de ópera en el siglo 18 y 19 estaban destinadas para el público en general, similar a los asistentes de cine en la actualidad.

Mission Opera comenzó con una pequeña producción porque el Dr. Wentz está costeando parte de la misma, junto con algunos donantes. Desde que se fundó Mission Opera este año, no ha sido capaz de solicitar subvenciones culturales como organización sin fines de lucro.  El Dr. Wentz, que también asumió el trabajo de dirigir la orquesta en vivo que proporcionó la música para el espectáculo del pasado fin de semana, planea tener cuatro actuaciones más en el otoño y el invierno.

Es por eso que eligieron este espectáculo en particular de seis personas con muy poca utilería y cambios de escena. Es arte en su mínima expresión. Pero no significa que fuera malo.

Por el contrario, la ópera de dos horas de duración (con un corto intermedio) que se cantó en italiano fue completamente agradable, fácil de seguir con subtítulos en inglés que se proyectaban a cada lado del escenario, deleitando incluso a un par de jóvenes adolescentes en el público.

La actualización de la ópera de Mozart, originalmente establecida en el siglo 18, y cambiada a mediados de la década de 1950 en Estados Unidos también añadió a la facilidad de seguir la historia. Y el canto — al menos a un oído no entrenado de este reportero — sonaba bien.

También hubo suficientes momentos y atuendos divertidos usados por los actores para mantener al público entretenido y aplaudiendo.

Si la idea es llevar la ópera a las masas, esto es claramente una manera de hacerlo, en un entorno de fácil acceso, sin la extravagancia y la formalidad de los escenarios habituales donde se lleva a cabo la opera y con precios asequibles en las entradas ($15 para los estudiantes, $25 para la audiencia general).

El pequeño teatro también magnificó las cadencias y arias cantadas por los actores, que estaban a sólo unos pocos metros de la audiencia, creando una mejor conexión con los presentes.

Un rotundo Bravo!

El 18 de junio habrá una noche de ópera en los Angeles Mission College con un concierto a partir de las 6 p.m. seguido después por una cena en el restaurante Carusso. El costo de entrada es de $15 y usted compra su propia cena. Para más información, visite www.missionopera.com.

 

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.