Los Tigers Han Recuperado Más que el Orgullo

M. Terry/ El Sol

Es su momento -- Los estudiantes de los Tiger (de izq.-der.) Chris Parker, Andrew Hernández y Adrián López tendrán la oportunidad de brillar en el equipo de football de San Fernando. 

Robert García es un entrenador de football con el alma de un arquitecto. Desde que llegó a la secundaria San Fernando en 2012 se trata de visión y construcción. El primer plan era revitalizar un programa orgulloso que estaba empezando a deslizarse hacia la irrelevancia. Pero el proyecto más a largo plazo fue diseñar y desarrollar un proceso para hacer de los Tigers un contendiente consistente, no sólo emerger por un momento brillante y luego retroceder a las sombras mientras persigue otro momento grande.

El éxito es evidente en ambos niveles. San Fernando ha ganado tres campeonatos de la City Section, dos en la División II y otro en la División I, en los primeros siete años de García aquí. Los Tigers también han mantenido el ritmo mientras subían de categoría; ahora son un programa de calidad de la División Open que representa una amenaza genuina para la mayoría de los oponentes cuando llegan los playoffs.

Las cifras de la temporada 2019 no son diferentes. La lista de  47 jugadores es de nuevo una sólida mezcla de juventud y experiencia. Muchos de los titulares — excepto por el quarterback Adrian Lopez y el wide receiver Chris Parker — no son ampliamente conocidos, pero muchos han estado en el equipo Varsity 2-3 años. Incluso si no siempre eran titulares, estaban dispuestos a ser parte del proceso y esperar su turno. Esta temporada, 2019, es su momento.

“Va a ser una temporada divertida”, dijo García. “Estoy emocionado; estos chicos, nadie sabe nada de ellos. Fueron jugadores de reparto el año pasado, y ahora tienen la oportunidad de mostrar sus talentos.

“Me recuerda a la temporada 2012. Nadie sabía de ellos, pero [ganaron el título D-II]. El equipo del año pasado tuve la bendición de tenerlo durante 2-3 años. Sobresalieron. Pero ahora es como empezar de nuevo con otro buen grupo. La mayoría volverá el año que viene, y seguimos recargando”.

Parker, un wide receiver y defensive back, es uno de esos “desconocidos” de tercer año del equipo Varsity ansioso por demostrar su valía.

“Mi primer año, ganamos un anillo”, dijo. “Yo realmente no jugué mucho, pero fue divertido, buenos recuerdos. Este año espero lo mismo en mi último año. Pero también quiero hacerme destacar más, con suerte conseguir una beca [de la universidad]. Y hacer algo que alguien más no haya hecho en el campo. Y mejorar.”

López, que emergió como el quarterback titular al pasar por 915 yardas y 10 touchdowns (contra cuatro intercepciones) en 10 juegos, dijo que está agradecido de como el programa ha ayudado a dar forma a su perspectiva y perspectivas a medida que avanza en su último año.

“'San Fernando Football' ha sido algo más que 'football'“, dijo López. “Los entrenadores aquí también enseñan 'la vida'. Hablamos de football en el grupo, pero todo se convierte en ‘vida’ al final del día. Al final de la práctica, los entrenadores traen cualquier cosa sobre cómo tienes que trabajar duro para llegar a cualquier lugar que quieras estar en la vida más adelante.

“Al venir como estudiante de noveno grado, estaba un poco ciego y me conformaba con seguir el flujo en el segundo equipo. Pero en mi décimo grado fue cuando realmente empecé a creer en el programa”.

San Fernando registró una temporada de 8-3 en 2018, una temporada que terminó en los cuartos de final de la División Open de la City Section con una dura derrota 20-14 ante Birmingham Community Charter High.

El año pasado incluyó un tercer campeonato consecutivo de la Liga Valley Mission. Los Tigers, que tienen una racha de 20 partidos ganados en juegos de liga, dominaron su competencia en la Liga Valley Mission por tan amplio margen que solo permitieron un touchdown (ante Reseda) en los seis partidos de liga.

“Los chicos se enorgullecen de ganar la liga”, dijo García. “Lo tomamos como un desafío. No subestimamos a nadie. Entramos con la actitud de que somos el mejor equipo y, ganemos o perdamos, daremos lo mejor de nosotros.

“Los chicos entienden esa parte. Cuando vienen a San Fernando, saben que los del segundo equipo se supone que ganan la liga y el primer equipo se supone que ganará la liga. Eso era algo que quería establecer cuando llegué aquí: que íbamos a poner el pie en el suelo y dominar la liga. Y dondequiera que nos pongan en los playoffs, haríamos todo lo posible para representar este lado del Valle de San Fernando”.

Un robusto juego terrestre ha definido recientemente el ataque ofensivo de San Fernando y el año pasado no fue la excepción. Los Tigers tuvieron dos corredores de 1,000 yardas en graduarse como fueron  los estudiantes de último año Nehemiah Thompson y Kyle Bryant, que también se combinaron para 36 touchdowns.

Eso es mucha producción para tener que reemplazar. Felix Rodríguez, estudiante de tercer año, tendrá la oportunidad de ser un corredor destacado detrás de una línea ofensiva que tiene cuatro titulares que regresan. También tiene la oportunidad de correr Andrew Hernández, un estudiante de último año que ha actuado pacientemente en un papel de respaldo en los últimos dos años.

“Este año quiero correr por 1,000 yardas como lo hizo [Bryant]. Quiero estar ahí arriba con los corredores”, dijo Hernández. También quiere que los Tigers salgan fuertes desde el principio de la temporada. “A principios del año pasado no estábamos seguros de lo que teníamos, pero seguimos ganando confianza. Tenemos más experiencia este año. Definitivamente queremos empezar con victorias y construir sobre ello cada semana”.

López, también, está listo para hacer que su último año sea memorable.

“Quiero ser un líder para mis compañeros de equipo”, dijo. “Quiero que sepan que tengo sus espaldas, y quiero que esta temporada sea divertida. Quiero ir a un campeonato, pero quiero que sea mi trabajo. No me gusta ver a otras personas haciendo el trabajo para que consiga un anillo. Quiero hacerlo yo mismo”.

Un riguroso calendario fuera de liga que inicia con la visita de la secundaria Leuzinger de Lawndale el 23 de Agosto, y también incluye a la secundario Canyon de Canyon Country, y las escuelas secundarias de Los Angeles, Franklin y Dorsey, debe poner a San Fernando en forma para jugar en la liga. En Noviembre, los Tigers sabrán si son capaces de enfrentarse a oponentes de playoffs como Birmingham y el cinco veces campeón defensor de la ciudad, la secundaria Narbonne de Harbor City.

“Hay ciertas cosas que recuerdo de esa derrota [de playoffs ante Birmingham], cosas que no pude arreglar yo mismo”, dijo Parker. “Para ser honesto, no lo usaré como 'combustible' a menos que podamos volver a jugar con ellos. Este año es una nueva página.

“Sólo quiero que todos en nuestro equipo jueguen al [potencial] máximo. Mientras hagamos nuestro mejor esfuerzo, estaré de acuerdo con ganar o perder”.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.