Amanda Delgado, estudiante de segundo año en la Universidad Estatal de California, Northridge (CSUN), ha estado jugando al fútbol durante mucho tiempo, más de la mitad de su vida, y la mayor parte de ese tiempo ha sido en la portería. Como puede usted imaginar, se ha vuelto bastante buena en esa posición. Tendría que serlo para convertirse en una jugadora de la División I de la NCAA.

Ser la única jugadora de tu equipo que puede usar sus manos en el campo durante un partido lleva su propia responsabilidad. Y hay otros aspectos críticos también, como la rapidez, la fuerza, la visión, la anticipación, el valor de detener una pelota pateada que puede alcanzar velocidades de 50 millas por hora o más. Pero hay un elemento importante que el fanático casual podría no considerar. 

“Liderazgo”, dijo Delgado, de 19 años. “Poder hablar con tu equipo y organizarlos. Si la pelota está en el lado izquierdo del campo, necesito ser capaz de organizar a la gente en el lado derecho si la pelota se cruza. La gente en el medio [también] necesita ser organizada”.

El entrenador del equipo femenino de fútbol en CSUN, Keith West, respalda la evaluación de Delgado.

“Creo que con cada gran equipo, el liderazgo tiene que empezar con el portero”, dijo West. “Desde atrás tienen que ser capaces de dirigir y comandar y organizar al equipo frente a ellos. Los grandes guardametas no deberían tener que hacer más de 2-3 salvados por partido. Y los grandes porteros saben cómo evitar que los goles ocurran mucho antes de que [la pelota] llegue a ellos”.

Con 5’7” de estatura, Delgado se para de pie para los Matadors, que – con marca de 6-1-3 - tienen su mejor porcentaje de victorias después de 10 partidos (.750) desde que comenzaron la temporada 2005 con registro de 9-1. Tendrán una racha invicta de siete partidos cuando lleguen a su partido fuera de conferencia contra Pepperdine esta noche, 26 de Septiembre, en CSUN. 

Delgado, como portero principal, ha jugado en siete partidos, con un récord de 3-1-3, tres juegos sin recibir goles y 27 salvadas. Ella es rápida para señalar que CSUN no pierde cuando la portero suplente Taylor Thames está cubriendo la red; Thames tiene 3-0-0 y todavía no ha permitido un gol esta temporada.

“La competencia (entre ellas) es genial. Definitivamente ayuda en la práctica; todos queremos jugar y nos empujamos unos a otros. Fuera del campo, Taylor y yo somos tan buenas amigas. Sé que si me lastiman ni siquiera es un problema, que Taylor se acercará y hará lo mejor que pueda”, dijo Delgado.

Originaria de Downey, Delgado es una de las dos hijas de Alfred y Dora Soto-Delgado. Ambos padres son graduados universitarios —Alfred, de Cal State LA, y Dora, de la Universidad de La Verne— y destacaron la importancia de la educación para Amanda y su hermana Miranda a medida que crecían.

Responsabilidad, como en ninguna excusa. Así que cuando Delgado y los Matadors fueron sacudidos por cuatro goles por el equipo de Texas A&M el 30 de Agosto en su única derrota esta temporada, Delgado puso la derrota sobre sus hombros.

“No puedo decir que estaba nerviosa (contra Texas A&M). Pero mirando hacia atrás probablemente lo estaba”, dijo. “Sabía que podía estar muy triste por el hecho de que me anotaron, o salir el siguiente partido y patear traseros un poco”.

Sólo a permitido dos goles desde entonces.

Pero un mal juego no es nada comparado con el tipo de adversidad que Delgado ya ha superado. 

No piensas en lesiones devastadoras como la rotura del ligamento cruzado anterior (ACL) que ocurren a los atletas cuando son jóvenes. Pero Delgado ha soportado dos de ellas, uno en cada rodilla. La primera vez fue la rodilla izquierda cuando tenía 14 años y era una estudiante de primer año, y jugando su segundo juego para la secundaria Bishop Amat en La Puente. Eso casi terminó su carrera deportiva para su escuela secundaria; Delgado decidió concentrarse en jugar al fútbol de club con el equipo itinerante Legends FC.

Delgado rehabilitó su lesión, y regresó para ponerse en forma. Para cuando era estudiante de segundo año, Delgado estaba apareciendo en los radares de las universidades de la División I y II. Northridge no estaba inicialmente en la mezcla — West no estaba seguro de que pudiera competir con la atención que otras escuelas estaban dando a Delgado — pero finalmente se sumó a la persecución y terminó consiguiendo el compromiso verbal de Delgado.

“Vi a una chica que tenía una habilidad que era increíble”, dijo West. “Ella era una de las mejores guardametas de la escuela secundaria como estudiante de décimo grado”.

Entonces el desastre golpeó de nuevo. Cuando tenía 17 años, Delgado ser rompió el ACL en la rodilla derecha. Cuando recibió una llamada de West, esperaba que dijera que los Matadors buscarían a alguien más. En cambio, él todavía quería que viniera si ella estaba dispuesta a pasar por otra recuperación y rehabilitación.

“Eso fue grande”, dijo Delgado.

También la hizo pensar.

Con el fútbol de clubes, “nunca quise trabajar duro [en el condicionamiento] porque ya estaba haciendo las cosas bien en el campo”, dijo Delgado. “Los porteros no recibían tantos tiros en ellos, especialmente si estabas en un buen equipo. No es una parte grande de lo que haces en el fútbol de club. Eran juegos, y sólo juegos. 

“En el fútbol universitario, y cómo lo veo ahora, los juegos son justo lo que todo el mundo ve. Lo que nadie ve es entrenar con tu equipo todos los días; ir a trabajar con pesas a las siete de la mañana, haciendo sesiones de acondicionamiento, incluso como portero. Me di cuenta que... tienes que estar físicamente en forma para ser un portero. No me disparan cada dos segundos. Pero tengo que ser capaz de estar de pie durante al menos 90 minutos y seguir reaccionando y permanecer mentalmente allí, así que cuando llegue el disparo estoy lista para reaccionar”.

Por eso, dijo la joven que busca una licenciatura de sociología, perdió 30 libras entre sus temporadas de primer año y segundo año.

“Creo que hacer las cosas bien en la escuela, y simplemente ser un líder en todos los aspectos de mi vida, me ganará el respeto de mis compañeras de equipo. Así que cuando llegue el momento de que me escuchen en el campo, tendrán suficiente respeto para hacer eso”.

Delgado se enorgullece de su herencia mexicana, y no toma a la ligera ser considerada una jugadora universitaria de élite. Le gustaría ver a más jugadoras que se parezcan a ella.

“Represento al fútbol femenino de CSUN y al fútbol en general”, dijo Delgado. “En el nivel profesional no se ve a muchas mujeres hispanas. En el equipo nacional de EE.UU. no hay una sola representante de una mujer hispana. Creo que es un gran problema en el fútbol femenino de EE.UU.

“Me alegro de poder representar la cultura hispana a nivel colegial. Espero que haya otras personas, y las hay; muchas de mis amigas juegan en las escuelas de la División I. Espero que yo y ellas podamos ir a niveles más altos en el fútbol y representar”.

Los partidos de la Conferencia Big West comienzan el 3 de Octubre, contra el anfitrión Hawái. Debido a su juventud, sólo dos jugadoras de ultimo año, no se esperaba mucho de las Matadors esta temporada. Pero el comienzo del equipo desafía ese pensamiento. Y Delgado y sus compañeras de equipo no se están poniendo límites a sí mismas ni a sus propias expectativas

“Tengo mucha fe en este equipo”, dijo. “Mucho de esto se construye no sólo de nuestro ‘juego’ real en sí y las habilidades que mostramos, sino de nuestra propia energía, la conexión y el vínculo que tenemos entre nosotras fuera del campo. La positividad que tenemos entre nosotras fuera del campo.

“Muchas de las personas que tienen un impacto en nuestro equipo son estudiantes de primer año. Confiamos tanto en ellas; no queremos tratarlas como menos que nosotras o personas que recogen las pelotas porque son estudiantes de primer año. Ellas hacen un impacto y las necesitamos en cada paso del camino. Nos encanta la positividad que aportan a nuestro equipo”.

Habla como un líder.

 

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.