Poco después que se acabó el tiempo en el reciente partido de football entre las secundarias Canoga Park y Roosevelt de Los Ángeles, un partido que Canoga Park ganó 41-0, el entrenador de los Hunters, Kevin Carlsen, reunió a su equipo victorioso a su alrededor para impartirles algunos conocimientos después del juego.

Ciertamente podría haber señalado cómo los Hunters habían devastado al mismo equipo que los dejó fuera de las semifinales de la División II de la City Section el año pasado. O lo fuerte y nítido que Canoga Park había jugado en su juego de apertura de la temporada 2019.

Pero Carlsen tenía un mensaje más básico que dar.

“No son un buen equipo”, les dijo Carlsen.

“Todavía no”.

Tanto el entrenador como los jugadores esperan que los Hunters sean un buen equipo esta temporada. Tal vez mejor que bueno. Tal vez con calibre de campeonato. Pero no hay campeonatos que se ganan en Agosto. Todavía hay mucho football por jugar. Todavía queda mucho trabajo por hacer.

En su primera temporada como entrenador el año pasado, Carlsen, que ascendió del puesto de coordinador ofensivo bajo Ivan Moreno después de que Moreno renunciara como entrenador en jefe al final de la temporada 2017, guió a un equipo que describió como “muy joven” a un récord general de 9-4.

Las conexiones que los jugadores pueden tener con los entrenadores asistentes no siempre se traducen cuando el asistente se convierte en el entrenador en jefe. Pero es evidente que Carlsen y el equipo están en un punto muerto con respecto a su enfoque y compromiso. También es obvio que los jugadores han respondido colectivamente al implacable estilo ofensivo active del football que le gusta jugar a Carlsen. Los Hunters anotaron 30 o más puntos en ocho de sus nueve victorias la temporada pasada, y retomaron justo donde dejaron en el partido abridor de la temporada contra Roosevelt el 23 de Agosto.

“Les enseñamos a jugar rápido”, dijo Carlsen. “Tengo una frase que digo todo el tiempo: ‘Cuando piensas, te equivocas’. Sé que en un panorama general queremos que nuestros hijos puedan pensar. Pero en el campo de football, cuando todo es muy rápido, no hay tiempo para pensar. Tienes que practicar bien e ir en base a cómo has sido entrenado.

“Si piensas, te detienes. La respuesta que siempre obtengo cuando les pregunto ‘por qué hiciste eso’ es ‘Pensé...’ Tienes que saberlo y hacerlo. Así es como funciona el football”.

Tres jugadores destacaron por Canoga Park el año pasado: el quarterback David Gómez, que dio pases para 2,032 yardas y 15 touchdowns (contra cinco intercepciones) en su tercer año; Jorge Hernández, que corrió para 942 yardas y 23 touchdowns en su segundo año; y Dominic Arango-Serna, que atrapó 54 pases para 1,023 yardas y siete touchdowns como novato. Los tres están de vuelta, esperando más de sí mismos y del equipo en 2019.

“Estoy mucho más cómodo”, dijo Gómez, de 17 años y de edad. “El año pasado fue mi primer año en la ciudad y fue bastante aterrador como quarterback. Este año, con mi línea ofensiva y los grandes receptores que tenemos, todo va a estar bien.

“(Perder en los playoffs) el año pasado fue bastante devastador. Pero volvimos en la temporada baja, y pusimos todo, desde el primer día hasta el partido del viernes pasado, en juego. Y sabía que tenía el respaldo de mis hermanos y ellos tenían el mío”.

Arango-Serna, de 15 años, entiende que como estudiante de segundo año será marcado mucho más fuerte esta temporada porque los oponentes han filmado sus movimientos y planearán cómo detenerlo, y que depende de él seguir mejorando su juego.

“Cada año todo el mundo mejora y estás compitiendo con ellos para llegar a la cima”, dijo. “Estoy listo para eso. Pero tenía expectativas la temporada pasada. Quiero cumplirlas”. 

Hernández, de 16 años, no expresa mucho interés en las estadísticas personales. No importa lo que le preguntes o cómo, él dirige la conversación de vuelta a un punto singular.

“No logramos nuestro objetivo, que era ganar un campeonato. Tenemos que seguir trabajando”, dijo Hernández. “Nos conocemos desde hace tiempo. Todo lo que hemos estado haciendo es trabajar, construir nuestra química. Ahora que lo tenemos, siento que podemos ser imparables”.

Lo mejor a los ojos de Carlsen es que los Hunters no tienen que depender únicamente de que esos tres jugadores tengan grandes partidos para que Canoga Park gane. Defensivamente, 10 de los 11 titulares del año pasado están de vuelta, todos más grandes, más fuertes y con experiencia. La línea ofensiva ha crecido y mejorado. Y hay aún más ayuda para la ofensa.

“Josh Christopher jugó todos los partidos el año pasado, pero ofensivamente no nos ayudó mucho porque jugó ocho partidos con el brazo (derecho) enyesado”, dijo Carlsen. “Jugó muy bien a la defensiva, pero no pudo ayudarnos mucho ofensivamente. Lo tenemos este año ofensivamente y ayuda enormemente al grado que no puedas simplemente concentrarte en Jorge o Dominic. Rashad Cooks es otro wide receiver que también es un jugador de tercer año.

“Tenemos chicos pequeños que son jugadores de football talentosos. Todavía están aprendiendo, pero tenemos muchos tipos que pueden hacerte daño”.

Christopher, de 17 años, quien está en su último año, está ansioso por convertirse en otra amenaza anotadora. Pero dijo que está más decidido a ver a los Hunters alcanzar todo su potencial como equipo.

“Si hacemos nuestro trabajo, jugamos bien y jugamos rápido, sentimos que nadie puede vencernos”, dijo Christopher. “Estoy cómodo en la ofensiva y la defensa. Creo que si seguimos ejecutando, venimos a practicar y hacemos lo que mejor hacemos, estaremos bien.

“Creo que este año es nuestro año. El año pasado nos quedamos cortos. Pero no estamos pensando en el pasado, sino en el futuro. Y nos dirigimos hacia un lugar major”.

Todavía es un camino, señala Carlsen, y habrá muchas otras pruebas que hacer, comenzando con Chávez esta noche, 29 de Agosto, en la Escuela Secundaria Chávez.

“Hemos jugado sólo un partido”, dijo el entrenador. “Algunas personas ya están hablando de que Canoga Park debería estar en la cima de la división, y le dije a nuestros chicos que tenemos que seguir mejorando, seguir trabajando duro. No prestes atención a lo que alguien te está diciendo y sigue jugando un juego a la vez. Sólo trata de ir 1-0 cada semana”.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.