Entrenador de Lucha en Secundaria Poly y San Fernando Boys and Girls Club Condenado por Abuso Sexual

SAN FERNANDO (CNS y el San Fernando Valley Sun) - Un ex entrenador de lucha libre de la escuela secundaria condenado por cargos relacionados con el abuso sexual que involucran a nueve niños fue sentenciado esta semana a 71 años en la prisión estatal. Antes de la sentencia, el juez dijo que el entrenador “pasó de ser un mentor a un monstruo”.  

Mientras se leía la sentencia, el entrenador se mantuvo mirando hacia el frente, frunció los labios, pero no mostró emoción.  

Los abogados que representan a las víctimas dijeron que han presentado demandas contra el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) y el San Fernando Boys & Girls Club 

Un jurado en San Fernando encontró a Terry Terrell Gillard, de 58 años, y residente de Sylmar, culpable el 7 de Mayo de 47 delitos graves y delitos menores que involucraron a siete niños y dos niñas que conoció a través de los equipos de lucha libre en la secundaria John H. Francis Polytechnic en Sun Valley y el Boys and Girls Club de San Fernando entre 1991 y 2017.

Las víctimas tenían entre 11 y 17 años, según la fiscal adjunta de distrito Cathy Lee.

El jurado esta semana en el tribunal de San Fernando lo condenaron por tres delitos grave cada uno de cometer un acto lascivo contra un niño, cometer un acto lascivo a un niño de 14 o 15 años y cópula oral de una persona menor de 18 años, junto con 28 delitos de acercarse a un niño para actos lascivos y 10 cargos por delitos menores de abuso infantil.

Algunas víctimas, con mucha emoción, hablaron durante la audiencia de sentencia sobre el impacto que el abuso ha tenido en sus vidas.

“Nos seduciste y una vez que te ganaste nuestra confianza, te aprovechaste de nosotros'“, dijo uno de ellos. “Nos explotaste sexualmente. Usted lo hizo y nunca ha mostrado ningún remordimiento por ello”.

Una estudiante dijo: “Me dijiste que era parte de tu familia mientras arreglabas tu cabello en el espejo de mi dormitorio, las lágrimas corrían por mis mejillas mientras trataba de no romperme. Lágrimas, porque la persona en la que más confiaba acababa de violarme”.  

Otra víctima dijo que Gillard le dijo lo especial que era y sabía que “podía confiar en él para no decir nada”.

“Yo era como el elefante en la habitación, con gente que se me acercaba y preguntaba si los rumores eran verdaderos, haciendo por lo que estaba pasando aún más difícil”, dijo otro estudiante. 

Según los registros de la corte, Gillard llegó a dirigir a los jóvenes luchadores entre 2014 y 2017 a participar en actos sexuales entre sí mientras observaba en sus vehículos personales o en una furgoneta propiedad y mantenida por el Boys and Girls Club. 

Un relato cita a un niño de tan solo 11 años de edad que fue dirigido por Gillard a tener relaciones sexuales con una mujer mientras observaba y luego abusó sexualmente del niño. 

Gillard se enfocó en estudiantes que no tenían figuras paternas.  El juez dijo: “Ellos lo admiraban como su padre, padre y modelo a seguir y les robó su inocencia, destrozó su juventud y ahora debe pagar el precio por sus actos”.

Tres de las víctimas han demandado al ex entrenador, el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles y el Boys and Girls Club de San Fernando, alegando que las instituciones tenían conocimiento previo de la mala conducta de Gillard y deberían haberlo retirado de tener contacto con niños.

Fuera de la corte, abogados de dos bufetes que representan a la mayoría de las víctimas elogiaron la larga sentencia de prisión para Gillard.

“Todos nuestros clientes están agradecidos al sistema de justicia penal por condenar al Sr. Gillard y haberlo retirado de la sociedad para que ya no pueda abusar de los niños”, dijo el abogado Morgan Stewart. “Ahora debemos dirigir nuestra atención a una búsqueda igualmente importante: la justicia a través de los tribunales civiles para que las víctimas, sus familias y la comunidad en general puedan llegar a la verdad de cómo Gillard fue capaz, durante un período de muchos años, de utilizar la cubierta de una escuela secundaria pública y equipos de lucha libre del Boys and Girls Club para establecer lo que equivalía a una operación de culto sexual de menores de edad y de tráfico sexual infantil. Creemos que las demandas ahora pendientes contra LAUSD (el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles) y el Club de Niños y Niñas nos llevarán a esa verdad”.

Otro abogado, Ronald Labriola, dijo que la sentencia “refleja tanto el daño como el dolor que se causó a las víctimas del abuso del Sr. Gillard y el ‘tiempo durante el cual el Sr. Gillard abusó de estas víctimas- muchos años, muchos lugares, en el campus, fuera del campus, en autos y otros lugares”.

El llamó a las víctimas “los verdaderos héroes en esta historia”.

“El Sr. Gillard fue arrestado por el coraje y la valentía de estas jóvenes víctimas, jóvenes estudiantes de secundaria, algunos tan jóvenes que están en su primer año”, añadió Labriola.

El LAUSD emitió un comunicado indicando que “Terry Gillard fue puesto en licencia el 9 de Junio de 2017, y separado del Distrito Escolar Unificado el 22 de Junio de 2017. Nuestros pensamientos están con los estudiantes y familias afectadas por esta situación. Seguimos vigilantes en proveer un ambiente seguro y de aprendizaje para todos los estudiantes”.

Michael Levin, abogado de Gillard, ha apelado la sentencia.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.